El Mantel de la Última Cena está en Coria

0

El Museo de la Catedral de Coria guarda una pieza muy preciada y que algunos consideran el Mantel de la Última Cena de Jesucristo y los Doce Apóstoles. Se descubrió, entre 1370 y 1403, en un arca bajo el suelo de la catedral. Existen varias hipótesis sobre la llegada de la reliquia a la ciudad del Alagón. Algunos investigadores creen que fue el obispo Íñigo Navalón el encargado de traerla, tras asistir al Concilio de Reims en 1148. El sucesor de éste, don Suero, vivió en Roma junto al Pontífice Eugenio III.

El Mantel de la Sagrada Cena está en Coria

Aunque la historia del Mantel de Coria es poco conocida en la actualidad, en siglos pasados la tela gozó de gran devoción entre los caurienses. Así, en 1791 se prohibió que el lienzo de lino se colgara de un balcón construido al efecto en la propia catedral. Al parecer, los desgarrones que actualmente tiene la pieza se podrían deber a la manipulación y fervor de los feligreses.

Existen algunos elementos que hacen pensar en la autenticidad del Mantel. En primer lugar, está confeccionado en lino puro con adornos de índigo, un tinte que se desconocía en Europa hasta que lo importaron los holandeses en el siglo XVI. En 1962  se confirmó su carácter oriental, tras los estudios realizados por varios profesores del Museo de Ciencias Naturales de Madrid y el arqueólogo, historiador de arte y especialista en tejidos Manuel Gómez Moreno.

John Jackson, investigador del Turin Shroud Center de Colorado (Estados Unidos), junto con profesores del Centro Español de Sindonología también han estudiado la tela de Coria. Jackson trabaja con una hipótesis, que relaciona el Mantel extremeño con la Sábana Santa de Turín. Según esos trabajos, la sábana que envolvió el cuerpo de Jesucristo podría haber sido un mantel ritual, extendido sobre la reliquia que hoy se encuentra en la ciudad cacereña. Las medidas de ambas y su materia prima avalarían esa teoría.

Los estudios que se han llevado a cabo concluyen que el Mantel es una tela de lino puro, coincidente con los mantos de oración del pueblo hebreo (talit).

Será muy difícil conocer, a ciencia cierta, si Coria alberga el auténtico Mantel de la Sagrada Cena de Jesucristo. El misterio continuará por los siglos, encerrado en la urna  que contiene la reliquia. Sin embargo y aunque no fuera el original, parece indudable que estamos ante una auténtica joya de valor incalculable.

El Museo de la Catedral abre de martes a domingo, de 10.00 a 13.30 y de 16.00 a 19.00 horas. En primavera y verano, el horario de tarde es de 17.00 a 20.00 horas.

Reportaje de la televisión argentina

Fuente | teinteresasaber.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.