El puente que durará mientras dure el mundo

El Puente Romano de Alcántar aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad

0

El Puente de Alcántara es una construcción romana, erigida en honor al emperador Trajano entre los años 104 y 106. Está construido con sillares almohadillados de roca granítica. Un templete conmemorativo, con un arco de triunfo de diez metros de altura, se sitúa en el medio del puente. Debido a su situación fronteriza con Portugal, ha sido escenario de guerras, destruido parcialmente en varias ocasiones y reconstruido otras tantas. Testigo de infinidad de avatares, conflictos y sucesos históricos de primera magnitud, en la actualidad lucha por convertirse en Patrimonio de la Humanidad. Conozcamos su dilatada vida y los motivos que justifican tal distinción.

Puente romano de Alcántara
Foto: Wikimedia | Santi
  • 104-106 de la era cristiana. El arquitecto Cayo Julio Lacer construyó el puente, siguiendo las reglas que Vitrubio exigía a las edificaciones: firmeza, utilidad y hermosura. Las tres las ha cumplido sobradamente. Su constructor dejó escritas sus pretensiones en la propia obra: “Pontem perpetui mansvrvm in secula mvndi”, “Puente que durará mientras dure el mundo”.
  • 1213. Fue destruido parcialmente por los musulmanes y, posteriormente, recuperado por el rey Fernando II de Castilla, tras tomar Alcántara a los primeros.
  • 1475. El Puente de Alcántara estuvo a punto de ser derruido, para evitar que el monarca luso Alfonso V lo cruzara. Sin embargo, éste dijo a los castellanos que daría un rodeo porque “no deseaba el reino de Castilla con aquel edificio menos“. Actitud gallarda del rey portugués, que siempre debería recordarse.
  • 1543. Carlos I lo restauró de nuevo. El escudo imperial que corona el arco del triunfo y una inscripción recuerdan el hecho.
  • 1707. En la Guerra de Sucesión se destruyó el arco de entrada de poniente. Carlos III lo mandó reparar en 1778.
  • 1809. Durante la Guerra de la Independencia fue eliminado otro de los arcos y sustituido por uno de madera en 1818. Este último fue incendiado en 1836 por las tropas isabelinas, para evitar el paso de los carlistas.
  • 1860. Nueva restauración, a cargo de la reina Isabel II. Gracias a los trabajos del arquitecto Alejandro Millán, el Puente de Alcántara adquiere la vista que disfrutamos en la actualidad.
  • 1924. Declaración como Monumento Nacional.
  • 1969. Con la construcción del Embalse de Alcántara, el puente quedó sin caudal por primera vez en su historia. Se aprovechó la coyuntura para hacer algunas tareas menores de protección y mantenimiento.

El Puente Romano de Alcántara, sobre el Tajo, es uno de los monumentos más representativos de Extremadura y, entre todos, podemos conseguir que la UNESCO lo distinga como Patrimonio de la Humanidad. Razones históricas, arquitectónicas y artísticas avalan tal petición. Cualquier interesado puede apoyar la causa del “Puente que durará mientras dure el mundo” en Change.org.

Más información | puentealcantara.es, wikipedia

Fotos | Wikipedia DANTLA SANTI

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.