La Vera, 47 gargantas para darse un chapuzón

0

La Vera es un rincón cacereño ideal para disfrutar del verano. Estas tierras fueron las elegidas por Carlos V para pasar sus últimos años de vida y, hoy día, son muchos los famosos y anónimos que gozan perdiéndose en sus arroyos, pueblos, piscinas naturales o gargantas. Esta temporada, las grandes zonas de baño de la comarca son aptas para darse un chapuzón y zambullirse bajo sus aguas. Hacemos un recorrido por algunas de ellas.

Garganta de Alardos, una de las 47 de La Vera

  • Aldeanueva de la Vera. 
    • Chorrera de la Mora. Está situada en plena Sierra de Tormantos, muy cerca del nacimiento de la Garganta de los Guachos. Esta caída puede contemplarse desde el pueblo durante los meses de invierno.
    • Garganta de los Guachos. Con gran pendiente en sus primeros metros.
    • Garganta de San Gregorio. Se halla en las laderas del Collado de Yegua, también conocido como Puerto del Emperador. Kilómetros abajo se une con la Garganta del Yedrón.
    • Piscina natural vieja. Se trata de una zona de baño acondicionada en la Garganta de San Gregorio.
  • Jarandilla de la Vera.
    • Garganta Jaranda.  Nace en Guijo de Santa Bárbara (2.000 metros de altura) y desemboca en el río Tiétar. Posee innumerables charcos y áreas de baño o recreo, como Trabuquete, Calajomero, Rehoya, La Puente etc. Muy cerca pueden contemplarse los puentes romano, de la Serradilla, de Jaranda y Parral.
  • Jaraíz de la Vera.
    • Garganta de Pedro Chate. Zona de baño idílica, en la que pueden contemplarse chopos, higueras, abedules o madroños. Está declarada Paraje Pintoresco.
    • Piscina natural El Lago.
  • Madrigal de la Vera.
    • Garganta de Alardos. A su paso por el pueblo, esta Garganta que desemboca en el río Tiétar forma varios charcos naturales, que se convierten en improvisadas piscinas naturales. Algunos de ellos son: Los Maquis, La Caldera, La Paloma, El Negro, El Cardenillo o El Rubioso. Digno de verse, el Puente de Alardos.
  • Villanueva de la Vera.
    • La Cascada o Chorrera del Diablo. Salva un desnivel de unos 70 metros de altura. Existe un sendero que lleva hasta un mirador, desde el que se puede contemplar este maravilloso salto de agua.
    • Garganta de Gualtaminos.
    • Garganta de Minchones.
    • La Ventera. El Chorro de la Ventera es la cascada más alta de toda la comarca de La Vera.
    • La Hoz.
  • Losar de la Vera.
    • Garganta de Cuartos. La garganta de los naturistas por antonomasia, posee tramos resguardados ideales para practicar nudismo. Destacan sus aguas cristalinas, en las que las truchas nadan a sus anchas. Sus pequeñas chorreras ofrecen masajes, dignos del mejor balneario o spa. Es una de las más importantes de la comarca, tanto por su longitud como por su caudal.
  • Guijo de Santa Bárbara.
    • Poza del Trabuquete. Charco excavado en la roca.
    • Poza de la Estaca.
  • Garganta la Olla.
    • Garganta Mayor. Rodeada de cerezos, robles y castaños. Charco del Calderón o Las Piletillas de Abajo forman parte de este curso de agua verato.
    • La Piornala o Garganta Chica.
    • Piletillas de Arriba.
  • Collado de la Vera.
    • Las Pilas.

Las gargantas de Gargüera, Tejeda  o la Garganta Naval (Valverde) son otros puntos de interés en cualquier recorrido por las zonas de baño de La Vera.

Bañarse en La Vera es refrescarse y zambullirse bajo las aguas de sus gargantas, pero también es disfrutar de su maravillosa arquitectura popular, de sus balconadas, puentes, plazas, portones y calles. No en vano, esta comarca norcacereña es la única de Extremadura con cinco pueblos declarados Conjunto Histórico Artístico (Villanueva, Cuacos, Valverde, Pasarón y Garganta la Olla). En definitiva, La Vera es sinónimo de agua, piedra y naturaleza y un sitio ideal en el que los rigores del estío se hacen mucho más llevaderos.

Fuentes | Comarcadelavera.com

Foto | Flickr-Marianne Perdomo

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.