Monasterio de Guadalupe: historia, arte y espíritu

3

El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe es uno de los monumentos más emblemáticos de Extremadura y cuna del sentimiento religioso en la comunidad autónoma. Declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1993, el santuario es un claro  ejemplo de fusión de los estilos gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico. La historia de la joya patrimonial de la puebla de Guadalupe se inicia en el siglo XIII y prosigue hasta el XVIII. Hoy día sigue siendo uno de los símbolos del patrimonio histórico artístico de la provincia de Cáceres.

Monasterio de Guadalupe, emblema del patrimonio y turismo de Extremadura

El Monasterio de Guadalupe comenzó siendo una pequeña ermita del siglo XIII, custodiada por el sacerdote Pedro García. El rey Alfonso XI visitó la zona en 1335 y pudo contemplar el estado ruinoso en el que se encontraba la ermita. Fue este monarca el impulsor de su restauración y del inicio de los trabajos de construcción del Monasterio (1340). En 1337 se fundó la Puebla de Guadalupe. El rey creó un priorato secular para el lugar y lo declaró de su real patronato. El priorato secular mantuvo el señorío civil del prior sobre la Puebla durante varias décadas, hasta que en 1389 el santuario fue entregado a la Orden de San Jerónimo.

Claustro Monasterio de Guadalupe
Foto: Wikimedia-Chemiya

Los jerónimos permanecieron en Guadalupe durante casi cuatro siglos, hasta la desamortización de 1835. En ese momento, el monasterio se convirtió en parroquia secular de la archidiócesis de Toledo. La Orden Franciscana llegó a la Puebla en 1908 y es quien dirige desde entonces el santuario.

El Monasterio de Santa María de Guadalupe es Real por concesión de Alfonso XI en 1340, Pontificio por concesión de Pío XII en 1955, Monumento Nacional desde 1955 y Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

Destacada fue la relación del Monasterio con los Reyes Católicos y Colón. Isabel y Fernando recibieron al descubridor de América aquí, los años de 1486 y 1489. Tras la reconquista de Granada, en 1492, pasaron por Guadalupe para descansar y tomar fuerzas. Un año más tarde, fue Cristóbal Colón quien llegó a la Puebla para dar gracias por el descubrimiento y en 1496 se produjo un acontecimiento de notable relevancia histórica: el bautizo de varios indígenas provenientes del Nuevo Mundo.

El arte se respira por todos los rincones del Monasterio de Guadalupe. Arquitectura, pintura, escultura, literatura o bordados han formado parte de la esencia del lugar desde tiempos inmemoriales.

Fachada del Monasterio de Guadalupe
Foto: Wikimedia-Celso Pinto de Carvalho
Foto: Wikimedia-David Daguerro de Madrid
Foto: Wikimedia-David Daguerro de Madrid

ARQUITECTURA

  • Templo gótico de los siglos XIV y XV.
  • Retablo mayor trazado por Juan Gómez de Mora y ejecutado por Juan Bautista Montenegro.
  • El sagrario fue escritorio del monarca Felipe II y está realizado en madera de cedro con aplicaciones de bronce.
  • Coro de la iglesia de estilo barroco, con sillería colar e iconografía con 96 relieves.
  • Claustro mudéjar de dos plantas y forma rectangular.
  • Templete de Fray Juan de Sevilla, construido a base de barro cocido y ladrillo aplantillado.
  • Claustro gótico, hoy dentro de la hospedería del monasterio.
  • Relicario o Capilla de San José, del siglo XVI.
  • Camarín de la Virgen, obra de Francisco Rodríguez Romero.
  • Sacristía del siglo XVII.

Santa María de Guadalupe

ESCULTURA

  • Imagen de Santa María de Guadalupe, tallada en madera de cedro policromada. Data del siglo XII, con detalles protogóticos, como los zapatos puntiagudos.
  • Imágenes de pasión.
  • Escultura funeraria.
  • Rica imaginería en coro e iglesia.

zurbarán guadalupe

PINTURA

  • En la iglesia existen lienzos y pinturas obra de Jerónimo Audije de la Fuente, Pablo de Céspedes, Pedro de Villafranca, Juan de Flandes  y Juan García Miranda. Las pinturas del retablo mayor fueron creadas por Vicente Carducho y Eugenio Cajés.
  • En el Museo de Escultura y Pinturas antiguas pueden admirarse cuadros de Zurbarán, Adrián Isembrant, Diego Correa de Vivar, Francisco de Goya (Confesión en la cárcel) o Juan de Flandes.
  • También existen en el monasterio tres obras de El Greco (La Coronación de la Virgen, San Pedro y San Andrés). Pertenecían a un antiguo retablo de Talavera la Vieja.

LIBROS MINIADOS

  • Colección con 107 códices. En el Museo de Libros Miniados pueden contemplarse joyas como “Passio Domini Nostri Iesuchristi”, “Capitual et oraciones” o el cantoral “Officium Feriae V in Coena Domini Feriae VI in Parasceve et Sabbati Sancti”.

El Monasterio de Guadalupe es, por tanto, un lugar de obligada visita para creyentes y no creyentes. Lo mágico de sus leyendas y las riquezas artísticas hacen las delicias del visitante más exigente. Los amantes de los libros, la música, la arquitectura, la pintura, la escultura, los bordados o el arte sacro siempre encuentran motivos para gozar del recorrido por este rincón de Extremadura.

DÓNDE ALOJARSE

Booking.com

Más información | Web del Monasterio de Guadalupe

Foto | Wikimedia Commons

SOUVENIRS GUADALUPE

Clicando aquí puede adquirir o pujar por souvenirs y guías sobre el Monasterio de Guadalupe

También podría gustarte Más del autor

3 Comentarios

  1. SóloCáceres-Blog de turismo de la provincia de Cáceres

    […] Guadalupe, allá en el siglo XIII. En el lugar se construyó una ermita, antecedente del actual Monasterio de Santa María de Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad desde 1993. Evento recomendado: 8 de septiembre, Día de Guadalupe y […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.